Piscinas

¿Por qué hacer la piscina con Microcemento?

El Microcemento es el producto más recomendado para revestir superficies en contacto permanente con el agua, tales como piscinas, estanques, fuentes o albercas. Tanto estructuras de obra nueva como en estado de reforma. Con el microcemento se permite conseguir zonas totalmente continuas y sin juntas. En contacto con el agua no afecta a la durabilidad del material. No necesita ningún barniz de acabado para garantizar su resistencia pero recomendamos una finalización con barniz para facilitar la limpieza y el posterior mantenimiento.

Tres texturas en función del alisado del microcemento:

  • Alisado grueso: Aplicación tanto en base como acabado. Conseguimos texturas rugosas y antideslizantes, gracias a su grano grueso. Ideal para los bordes exteriores de piscinas, zonas como la ducha y pasillos de acceso a la piscina.
  • Alisado medio: Aplicación únicamente en acabado. Textura de grano medio. Ideal para el interior de piscinas, acabado liso y agradable al tacto.
  • Alisado fino: Aplicación únicamente en acabado. Textura de grano fino. Ideal para el interior de piscinas, acabado liso y agradable al tacto.

¿Cómo es el resultado final?

El microcemento admite cualquier color y efecto en el acabado final, no hay límites. Además ofrece la personalización con líneas de demarcación o dibujos vinílicos o artesanales en distintos colores. También incrustaciones con diferentes materiales como mosaicos, escudos, emblemas, etc… ¡Tendrás la piscina de tus sueños y además será única!